LBD & PINK JACKET

Que importante es tener un vestido negro, el little black dress es imprescindible en cualquier fondo de armario que se precie. Una prenda atemporal, sencilla y de lo más versátil que nos salva de la eterna pregunta qué me pongo a la hora de elegir el look adecuado para acudir a un evento. Podemos optar por escoger uno sencillo y acompañarlo de complementos que lo resalten o uno que tenga algo especial como el que os enseño en el look de hoy. Se trata de un vestido negro sin mangas con volantes en los hombros y escote en V en la espalda y con un largo perfecto, es de la tienda MOVIENDO PERCHAS y me pareció perfecto en cuanto lo vi. Lo bueno del vestido negro es que podemos combinarlo con un sinfín de prendas y calzado y así darle diferentes estilos, en esta ocasión y como era para acudir a un concierto (sentada de ahí los taconazos), le quise dar un aire casual pero sin perder el punto formal así que lo combiné con una perfecto rosa chicle, el rosa es uno de los colores protagonistas esta primavera así que optar por una prenda en este color siempre es un acierto, zapatos joya plateados y un bolso bandolera. Qué os parece el look?















Cazadora: MANGO
Zapatos: ASOS